Entradas archivadas en Libros

Lecturas de junio

No pensaba publicar esta entrada, porque tengo reseñas a medio escribir de las dos novelas que leí en junio; pero, como parece que me voy a demorar un poco (probablemente no veáis esas reseñas hasta septiembre) y el blog me pide a gritos una actualización, he claudicado y voy a escribir un par de líneas sobre cada una a modo de aperitivo (y os copiaré las sinopsis, por si tenéis curiosidad). Mencionaré asimismo un poemario que también cayó (por enésima vez).

'El unicornio'

‘El unicornio’

Iris Murdoch: El unicornio

Cuando Marian Taylor acepta un empleo de institutriz en el castillo de Gaze y llega a ese remoto lugar situado en medio de un paisaje terriblemente hermoso y desolado, no imagina que allí encontrará un mundo en que el misterio y lo sobrenatural parecen precipitar una atmósfera de catástrofe que envuelve la extraña mansión, y nimba con una luz de irrealidad las figuras del drama que en ella se está representando. Hannah, una criatura pura y fascinante, es el personaje principal de ese pequeño círculo de familiares y sirvientes que se mueven en torno a ella como guiados hacia un desenlace imprevisible. Pero Marian no puede saber si ese divino ser es en realidad una víctima inocente o si estará expiando algún antiguo crimen.

Una historia que combina con magistral eficacia la intensidad de la novela gótica y la fascinación del cuento de hadas. Una novela impresionante en la que Iris Murdoch explora las fantasías e indecisiones que gobiernan a todos aquellos que han sido condenados a una entrega apasionada, aunque sin esperanza.

Nunca jamás pongáis en Facebook que queréis una novela por vuestro cumpleaños. Dejémoslo en que recibí «varios» ejemplares de El unicornio (uno lo cambiamos por la novela de la que os hablaré luego). Y es que, a cuenta de su título, mis amigas llevan hablándome de esta novela desde que Impedimenta anunció que la iba a publicar.

La sensación que tuve leyendo la novela: como si alguien tirara de mí hacia abajo todo el tiempo y pretendiera hundirme. Es fascinantemente extraña. Y trata temas complejos (la culpa, la expiación…). La traducción de Jon Bilbao es magnífica. ¿La recomiendo? Sí, pero no a todo el mundo. Tened en cuenta en qué mundo os metéis: una Irlanda agreste, una mansión que esconde numerosos secretos, y una historia compleja, con personajes más complejos aún, que no deja indiferente.

'Qué fue de Sophie Wilder'

‘Qué fue de Sophie Wilder’

Christopher R. Beha: Qué fue de Sophie Wilder

Charlie Blakeman vive en Washington Square, Nueva York, ha publicado una novela que ha pasado sin pena ni gloria y, aunque se supone que está escribiendo otra, dedica su tiempo a trasnochar con aspirantes a artistas en el apartamento que comparte con su primo.

Un día se reencuentra por casualidad con Sophie Wilder, su novia de la universidad con la que rompió diez años antes y a la que no ve desde entonces. Sophie le empieza a contar cómo ha sido su vida desde que se separaron: el inicio de su carrera literaria, su matrimonio y también la temporada que pasó cuidando de un enfermo moribundo. Cuando Sophie vuelve a desaparecer, Charlie querrá saber qué fue de Sophie Wilder.

Publicada recientemente en EE. UU. con gran éxito de crítica, Qué fue de Sophie Wilder es una novela clásica en el mejor sentido de la palabra: una novela inteligente, conmovedora y bien armada, que aborda algunos de los grandes temas de la literatura, como la amistad, el amor o la fe.

Otro regalo de cumpleaños. Resumiendo mucho: me encantó. Es como si hubieran metido en una coctelera todas mis preocupaciones actuales y las hubieran reflejado en una historia de un amor enorme. Bueno, una historia de amor entre otras muchas cosas, porque no le falta de nada. Una extraordinaria novela (primera del autor, por cierto: habrá que seguirle la pista). Si queréis leer una historia conmovedora en vacaciones, esta puede ser una buena opción. A mí me ha dejado tocadilla…

San Juan de la Cruz: Cántico espiritual

Cogí el Cántico espiritual de S. Juan de la Cruz después de leer cierto fragmento de la novela anterior (en la que el tema de la fe tiene su importancia). El Cántico espiritual es un poema en que se describe el viaje del alma hacia Dios para fundirse en éxtasis. O de la «esposa» al «esposo». O de una mujer a un hombre para alcanzar un orgasmo. Hay múltiples interpretaciones según qué persona lo lea (una interpretación religiosa, otra erótica; yo opto por las dos, las dos me cuadran… ¡y ahora los puristas me cascáis!). Técnicamente es un poema complejo (aunque su lectura es fácil) y, para mí, es de lo mejorcito de la poesía española de todos los tiempos. Y después de cierto pasaje de Beha, pues me encajó muy bien. Y esto me hace pensar que apenas hablo de clásicos y debería hacerlo… ;)

Pues estas fueron las lecturas de junio. Julio, de momento, está en blanco. Sí estoy leyendo, pero poco y no he terminado nada todavía. En cuanto acabe mi agobio de trabajo (a ver si la semana que viene), me pondré las pilas con la lectura en la playa. Y prometo reseñas después. ¿Cómo vais vosotros últimamente de lecturas? Si queréis proponer algo en los comentarios (son buenas fechas para recomendaciones), yo encantada. Están a vuestra disposición para que digáis lo que queráis.

Comparte/Añade a favoritos

García Márquez + Bonet

En el programa Página 2 hay una sección llamada «El clásico» en que recuperan un libro clave de la literatura con ilustraciones (normalmente, de algún ilustrador conocido). Y esta semana han juntado un tándem increíble: Crónica de una muerte anunciada, de García Márquez, con una ilustración de Paula Bonet, de la que me declaro enamorada desde aquí (y os enlazo su Twitter, por si queréis seguirla). Si no habéis leído Crónica de una muerte anunciada, no tenéis perdón y ya estáis tardando (es magnífico). Del libro de Paula Bonet os hablé hace poquito; sumamente recomendable también.

Os dejo el vídeo de Página 2. Disfrutadlo…

Crónica de una muerte anunciada con Paula Bonet.

Lecturas de mayo

Mayo ha sido muy flojo en cuanto a lecturas. He leído poco (he estado ocupada con otras historias) y solo he terminado dos libros (los dos muy cortos, todo sea dicho).

Del primero, Del color de la leche, de Nell Leyshon, ya os hablé en su día. Un libro diferente y que merece la pena. En serio, dadle una oportunidad a la historia de Mary, que no deja indiferente. Y es una novela sumamente original en su forma…

'Billie'

‘Billie’

Del segundo no va a haber reseña, básicamente porque no me ha gustado. Es Billie, la nueva novela de Anna Gavalda. A mis amigas sí les ha gustado (en serio, en general me resulta complicadísimo hablar con mis amigos de libros, no coincidimos ni por casualidad y me recomiendan unos truños de cuidado). Billie me ha parecido muy mediocre. A pesar de ser de Gavalda, que me suele gustar mucho (típicas novelas amables, que se leen fácilmente, libros de playa magníficos). Pero esta no… (Por cierto, el animal de la cubierta es un burro, pero, visto así, ¿no parece un unicornio?). ;)

Aun así, y aunque no me haya gustado, es posible que me acerque a la presentación de la novela que la propia Anna Gavalda va a hacer en la biblioteca de Bidebarrieta, en Bilbao, este viernes 6 de junio (a las 19.30 h si no recuerdo mal). Así que, si tenéis curiosidad por ver a Gavalda, ya tenéis plan para el viernes. Yo intentaré acercarme, pero no las tengo todas conmigo (y, si voy y me veis, saludadme, que me hace ilusión, aunque me muera de la vergüenza).

Y esto es lo que mayo ha dado de sí. Supongo, por como se me presenta, que junio será más enjundioso. ¿A vosotros os ha cundido mayo en cuanto a lecturas? ¿Qué habéis leído? ¿Alguna recomendación? Tenéis los comentarios abiertos…

Recomendaciones de lectura

Tenía una entrada preparada para hoy, pero creo que va a tener que esperar hasta mañana o pasado. Y todo porque, a raíz de algo que sucedió el otro día, le he estado dando vueltas a la cocorota y os quería preguntar una cosita.

Resulta que, el lunes, una chica que lee el blog me envió una foto de un libro que se ha comprado. Libro que yo recomendé aquí hace cosa de un mes o así… Creo que fue también el lunes cuando otra lectora me dijo en un comentario que le estaba gustando otro libro que reseñé hace poquito. Y entonces sentí un ataque de esos de timidez-responsabilidad que me dan a veces. Pero luego me alegré un montón. Porque, realmente, yo hablo de los libros que leo y me gustan muy libremente. No tengo editoriales detrás que me digan qué libros tengo que leer ni qué tengo que escribir. Sencillamente escribo sobre lo que a mí me apetece. Y me alegra muchísimo que haya gente a la que mis cosas les puedan servir o gustar o yo qué sé.

Por eso os quería preguntar si alguna vez os habéis fiado de aquí, la que escribe, para leer tal o cual libro. Y si os ha gustado o no, si hemos coincidido. Si tenemos gustos parecidos o no… Me encantaría saberlo. ¿Os es útil a vosotros todo esto? Ya sé que me quejo un montón de que el blog me supone mucho trabajo a temporadas (últimamente no, la verdad) y, si me dijerais que habéis descubierto algún libro que os ha encantado, sería una gran recompensa. Así que os paso la pelota. ¿Habéis leído algún libro por recomendación de este blog o por recomendación mía directa? ¿Os ha gustado? Llenad los comentarios (hoy sí, por favor, os pediría que comentarais). Y, ya puestos, si me recomendáis alguna maravilla, os lo agradezco (aunque tengo lecturas programadas para una temporadita, nunca está de más tener títulos nuevos en mente). Por cierto, que me acabo de acordar, un par de personas me han preguntado a ver si no va a haber reto antes del verano para recabar títulos para las vacaciones. Lo siento, pero no, este año me es imposible. A ver si puedo organizar uno para noviembre, si me pongo desde ya seguro que se puede hacer algo (no tengo categorías; si me mandáis alguna, lo empiezo a perfilar este mismo fin de semana). Y, como no hay reto ahora, vuestras sugerencias son más necesarias y bienvenidas que nunca. ¿Habéis leído últimamente algún libro que merezca la pena? Os espero en los comentarios. ¡Gracias de antemano por vuestra colaboración!

Nell Leyshon: ‘Del color de la leche’

Si queréis leer un libro que no os va a dejar indiferentes, Del color de la leche, de Nell Leyshon, puede ser una grandísima recomendación.

'Del color de la leche'

‘Del color de la leche’

Elias Canetti escribió que en las escasas ocasiones en que las personas logran liberarse de las cadenas que las atan suelen, inmediatamente después, quedar sujetas a otras nuevas. Mary, una niña de quince años que vive con su familia en una granja en la Inglaterra rural de 1830, tiene el pelo del color de la leche y nació con un defecto físico en una pierna, pero logra escapar momentáneamente de su condena familiar cuando es enviada a trabajar como criada para cuidar a la mujer del vicario, que está enferma. Entonces, tiene la oportunidad de aprender a leer y escribir, de dejar de ver «solo un montón de rayas negras» en los libros. Sin embargo, conforme deja el mundo de las sombras, descubre que las luces pueden resultar incluso más cegadoras, por eso, a Mary solo le queda el poder de contar su historia para tratar de encontrar sosiego en la palabra escrita.

En Del color de la leche, Nell Leyshon ha recreado con una belleza trágica un microcosmos apabullante, poblado de personajes como el padre de Mary, que maldice a la vida por no darle hijos varones; el abuelo, que se finge enfermo para ver a su querida Mary una vez más; Edna, la criada del vicario, que guarda tres sudarios bajo la cama, uno para ella, y los otros para un marido y un hijo que no tiene; todo ello, enmarcado por un entorno bucólico que fluye al compás de las estaciones y las labores de la granja, que cobra vida con una inocencia desgarradora gracias al empeño de Mary de dejar un testimonio escrito del destino adquirido, al cual ya no tiene la posibilidad de renunciar.

Hay libros cuya lectura sorprende. Por lo que cuentan. O por cómo lo cuentan. O por el efecto que tienen en el lector. Del color de la leche impacta por estos tres motivos. Y elijo bien el verbo, impactar: Del color de la leche es un golpe para quien lo lee.

Es una historia fea, sórdida, repugnante incluso. Pero entre toda la fealdad, entre toda la sordidez, se vislumbra una luz llena de fuerza y rebeldía. Esa luz es Mary, la narradora y protagonista de la historia. Merece la pena leer la novela solo por conocer a Mary.

Sabemos desde el primer momento que para Mary n0 hay esperanza: le va a ser imposible salir de ese mundo asfixiante y sin futuro en el que vive (o sobrevive más bien). Un mundo en el que ella es una carga: no sirve para trabajar en la granja, así que no la quieren, no sienten ningún tipo de afecto por ella. Su vida cambia cuando va a trabajar para el vicario. Y cambiará más aún cuando decida aprender a leer y escribir. Sabe que no le servirá para nada, pero ella quiere y hace todo por aprender. Es su forma de rebelarse. Y, más tarde, cuando cuenta su historia, es su forma de calmarse. La escritura es para Mary un bálsamo. Y nos contará su vida fea y sin esperanza. Y nos dejará con el corazón en un puño muchas veces. Porque a los adjetivos que he usado antes para describir la historia (fea, sórdida, repugnante), podemos añadir uno más: triste. Esto es una historia triste.

Llama muchísimo la atención la forma en que está escrita la novela. Por ejemplo, no se usan las mayúsculas. Las frases son cortísimas. Hay numerosas repeticiones. Pero es que debe ser así: escribe Mary, una chica que ha sido analfabeta hasta hace apenas unos meses. Es ella quien decide escribir su historia. Y esa particularidad se refleja en la forma del texto. Aunque no vayáis a leer el libro, si lo veis por alguna librería echadle un ojo, que es verdaderamente curioso.

Y poco más puedo decir de la novela, salvo repetirme para volver a destacar que no deja indiferente. Y que me sorprendió muchísimo. Merece enormemente la pena su lectura. ¿La habéis leído? ¿La conocíais? ¿Os ha entrado curiosidad? Tenéis los comentarios abiertos.

‘El secreto’, de Donna Tartt

He estado una semana enganchadísima a El secreto, primera novela (novelón más bien, por su extensión) de Donna Tartt, recientemente premiada con el Pullitzer por El jilguero.

'El secreto'

‘El secreto’

No es fácil ir haciendo amigos en un college de Nueva Inglaterra si eres un chico modesto y falto de afecto que llega de California, y Richard Papen lo sabe; por eso agradece que lo admitan en un pequeño grupo de cinco estudiantes capitaneados por un profesor de literatura clásica con mucho carisma y pocos escrúpulos.

Los chicos sueltan comentarios en griego y se ríen de la ingenuidad y la torpeza de los demás, pero bien mirado se pasan el día bebiendo y engullendo pastillas, hasta que un mal día las que parecían chiquilladas se convierten en palabras mayores. Solo entonces Richard y su pandilla descubren qué difícil es vivir sin máscaras y qué fácil es matar sin remordimientos.

En El secreto, la primera novela de Donna Tartt, se unen la tensión de la novela psicológica, el ritmo de un thriller y la crónica de una juventud que pide demasiado a la vida sin saber bien qué entregar a cambio. El resultado es una obra que se cuenta entre las mejores del siglo pasado.

«El secreto es una auténtica maravilla… Una historia poderosa y planificada paso a paso» (The New York Times).

A ver, ¿cómo os cuento yo esto sin contar nada? ¡Está complicado! El secreto es, básicamente, la historia de un asesinato. Pero sabemos desde la primera página quién ha matado a quién y cómo. Lo que no sabemos es por qué lo ha hecho. Y nos lo cuentan en, ni más ni menos, 770 páginas (en la nueva edición de Lumen; hay una más antigua, de Plaza & Janés, en que está todo más compacto y ocupa algo menos). Increíblemente, se hace cortísimo. Y se lee con una facilidad pasmosa.

¿Por qué se lee de forma tan fácil? Porque Donna Tartt escribe muy muy bien (impecable la traducción de Gemma Rovira). Es la típica novela en la que a mí me da la sensación de que no falta ni sobra nada. Y tiene el ritmo perfecto, los acontecimientos se suceden de forma que van enganchando al lector y no se puede dejar de leer.

Para mí, de todas formas, lo más interesante de la novela no es el asesinato o las consecuencias que este pueda tener. Lo que más llama la atención es la psicología de los personajes, muy bien dibujados. Richard, recién llegado a la universidad, consigue ganarse el favor del profesor y los, hasta entonces, cinco alumnos de la clase de griego. Es un grupito que se cree superior, tanto intelectual como socialmente (es gente muy adinerada), y ser parte integrante de esa pandilla es todo a lo que aspira Richard. Esto va a tener terribles consecuencias para él. Pero pertenecer es más importante que todo lo demás. Lo resume muy bien en una frase:

Quizá él había adivinado en mí esa cobardía, ese repugnante instinto de rebaño que me haría seguir la corriente.

En efecto, sigue la corriente, sigue al grupo y ese instinto de pertenencia le hará vivir la experiencia que marcará su vida para siempre:

Supongo en que hubo un tiempo en que tenía muchas historias que contar, pero ahora no hay otra. Esta es ya la única historia que jamás seré capaz de relatar.

Os contaría muchísimo más, pero no quiero destripar la novela. Daos el gusto de leerla. Yo, por mi parte, he decidido seguir leyendo a Tartt. Tiene solo dos novelas más (publica una cada diez u once años): Un juego de niños y El jilguero. Están todas recién publicadas (o republicadas) por Lumen.

Tenéis los comentarios a vuestra disposición para contar lo que queráis (sobre Tartt, sobre El secreto, sobre El jilguero o sobre lo que más rabia os dé).

Abril lector

En abril he leído muchísimo. Aún no sé cómo lo he hecho ni de dónde he sacado el tiempo, porque he estado (estoy) a tope de trabajo (estos últimos días están siendo horribles). Pero la verdad es que he terminado unos cuantos libros y, como no creo que publique reseñas de la mayoría, he pensado que podía escribir un par de líneas sobre cada uno de ellos con mis impresiones. Pues allá voy…

'A propósito de Abbott'

‘A propósito de Abbott’

Chris Bachelder: A propósito de Abbott (Libros del Asteroide)

Abbott es padre de una criatura de dos años y su mujer está de nuevo embarazada. Se supone que Abbott nos cuenta sus aventuras en ese momento de su vida. Pero lo único que hace es quejarse por todo. Es muy pesado y muy cansino. Pobres mujer e hija. Menuda paciencia… No me hizo ni pizca de gracia y me aburrió cosa mala. Una gran decepción, porque le tenía muchas ganas al libro desde que lo publicaron. Pensaba que me iba a hacer reír. Nada más lejos. Muy petardo, Abbott…

¿Lo habéis leído? ¿A vosotros os ha hecho gracia? A mí no me ha gustado. Lo acabé por pura cabezonería…

 

'Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END'

‘Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END’

Paula Bonet: Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End (Lungwerg Editores)

De este libro ya hablé en el blog hace unas dos semanas, así que os remito a esa entrada si queréis más información sobre él. Quiero recalcar, eso sí, que, sobre todo, es un libro de ilustraciones. Magníficas, por cierto.

Y aprovecho para contaros que Paula Bonet tiene Instagram y va colgando en él ilustraciones suyas. Es interesante, porque va poniendo distintas fases de un mismo trabajo. La podéis encontrar como @paulabonet (¡fácil!).

El libro en sí, como ya dije en su día, me ha encantado. Aparte de las ilustraciones, algunos textos son una maravilla. Y está plagadito de referencias a otros libros y canciones. Para mí, una obra de lo más recomendable…

 

'Los recuerdos'

‘Los recuerdos’

David Foenkinos: Los recuerdos (Seix Barral)

Este es el típico libro que he leído en muy mal momento. Y, aun así, lo acabé. No está mal, aunque no es La delicadeza, pero quizá no era la lectura que más me convenía (por mi momento personal «raro»).

La verdad es que es una mezcolanza de cosas: una relación entre nieto y abuela (muy tierna, y no os cuento más), una relación amorosa (¡cómo no!), un escritor novel (que no falta, últimamente, en ninguna novela). Está bien, no nos deja pasmados con su calidad literaria, pero la lectura es amable. Buen libro de playa.

Por cierto, Foenkinos tiene novela nueva en el mercado. Es una biografía novelada de John Lennon. No he leído nada sobre ella, ni bueno ni malo. Miedo me da. ¿Alguien sabe algo? ¿Merece la pena? Si no recuerdo mal, se titula Lennon (en un alarde de imaginación nunca visto hasta el momento).

 

'La tienda de los suicidas'

‘La tienda de los suicidas’

Jean Teulé: La tienda de los suicidas (Bruguera)

Me dijeron que con esta novela me iba a reír un montón. Y tengo que admitir que, al principio, lo hice (y mucho además). Pero… Es una historia muy disparatada de humor negro sobre una familia de lo más tétrica que regenta una tienda donde se venden artículos que ayudan a los suicidas a acabar con su vida. Y es tronchante (sobre todo el comienzo).

¿Qué pasó? Que de repente me dejó de hacer gracia. Y el final se me hizo hasta pesado. De todas formas, me parece una lectura que está bien y que se puede recomendar (además, es tan cortito el libro…).

¿Alguien conoce esta novela? ¿Os gustó? ¿Os echasteis unas risas con ella?

 

'Divorcio en Buda'

‘Divorcio en Buda’

Sándor Márai: Divorcio en Buda (Salamandra)

Mag-ní-fi-ca. Menudo dominio tenía Márai a la hora de expresar los afectos, las emociones, los sentimientos…

Reconozco que la primera parte de la novela me costó. Pero la segunda mitad es sublime. Todo ese encuentro entre el juez y el médico, ¡sin palabras! Debería ser de lectura obligada.

Y, como siempre con Márai, subrayé muchísimas citas. Están subidas en mi Tumblr, por si tenéis curiosidad. Y no os cuento más. No sé si escribiré reseña, quizá me anime la semana que viene…

Tengo aquí ya preparado El último encuentro. Sé que no me va a decepcionar.

 

'Un granizado de café con nata'

‘Un granizado de café con nata’

Alessandra Lavagnino: Un granizado de café con nata (Errata Naturae)

Para mí este libro ha sido muy decepcionante. No me ha gustado nada. Pero nada. No me ha enganchado en ningún momento y ha sido otro de los que he terminado por cabezonería (y porque quería ver si mejoraba al final). Pero nada, no me ha gustado nada.

Aun así, lo han leído tres amigas mías y a las tres les ha encantado. ¿Seré yo? Pues quizá. Para gustos, los colores. O quizá, como todo en la vida, es una cuestión de expectativas. Me lo habían recomendado mucho, me lo habían puesto por las nubes… y esperaba mucho más. Quizá. Quién sabe. Lo cierto es que no me ha gustado.

¿Alguien lo ha leído? ¿A alguien más le ha decepcionado? Ya me contaréis.

 

'Correr'

‘Correr’

Jean Echenoz: Correr (Anagrama)

Creo que este ha sido el último libro sobre el que he escrito en el blog. Como ya dije entonces, lo disfruté un montón. Una lectura de lo más recomendable.

Me ha gustado mucho la manera directa y aparentemente sencilla de escribir de Echenoz. He decidido, de hecho, que voy a repetir con Relámpagos, otra de sus novelas. Supongo que ya os contaré en su momento. Hasta entonces, solo puedo volver a recomendaros Correr. Estoy convencidísima de que os vais a emocionar con la historia de Emil Zátopek.

Me consta que muchos habéis leído este libro y que os ha encandilado. ¿Alguien ha leído Relámpagos? ¿Me podéis dar alguna pista?

 

'El secreto'

‘El secreto’

Donna Tartt: El secreto (Lumen)

Por fin, el novelón de este mes. Novelón tanto por extensión (770 páginas que se hacen cortas), como por el enganche al que me tiene sometida desde hace unos días. Que conste que no lo he acabado, pero creo que lo que queda cae antes de que acabe el mes (seguro, además).

Me está gustando muchísimo. De hecho, creo que voy a leerme las tres novelas de la Tartt a la voz de ya (le tengo muchísimas ganas a El jilguero, y después de leer El secreto, más).

De esta novela sí publicaré reseña en unos días, pero os adelanto cosas. Solo leyendo el prólogo podéis haceros una idea de lo bien que escribe Tartt. Es una novela sobre un asesinato, pero sabes desde el primer momento quién lo ha cometido y qué ha pasado. Lo que no sabes es por qué. Y ahí va Tartt, poquito a poco, en las 770 páginas, desgranando todo el asunto. Personajes espléndidamente dibujados y una buena excusa para bucear en los bajos instintos de la naturaleza humana. Os cuento más en cuanto la acabe. ¿La habéis leído? ¿Estáis tan maravillados con Tartt como yo?

Pues esto es lo que me ha dado de sí abril… A ver qué tal se porta mayo. ¡Comentad lo que queráis!

23 de abril

¡Feliz Día del Libro a todos!

¿Lo vais a celebrar? ¿Vais a comprar libros hoy? ¿Vais a regalar alguno? ¿Os vais a autorregalar alguno? ¡Contadnos en los comentarios! Vamos a cotillear, a ver qué tenéis ganas de leer… Yo, este año, creo que no voy a comprar nada; no por falta de ganas, sino porque ando fatal de tiempo justo hoy (c’est la vie). Eso sí, acepto regalos. ;)

Y, cambiando un poco de tercio, hoy sale un nuevo número de Granite and Rainbow. Os pondré el enlace por aquí en cuanto lo tenga. Del tema central, solo os daré una pista: tiene mucho que ver con lo que este 2014 está celebrando literariamente… Y os aviso de que sortean varios libros y, al menos uno, es una auténtica joya (yo misma tengo un ejemplar de ese libro guardado en casa para poder regalarlo cuando surja la ocasión; es que tiene su historia el libro); del resto no puedo decir nada, porque no los he leído, pero siendo regalo de G&R, seguro que son maravillas.

Pues que disfrutéis muchísimo de este 23 de abril, Día del Libro. ¡Y contádnoslo!

Jean Echenoz: ‘Correr’

Esta novela no se parece en nada a lo que estoy leyendo últimamente (bueno, he leído muchísimo y cosas muy diferentes las últimas semanas, pero no sé si escribiré reseñas; si tenéis curiosidad, podéis ver lo que he leído aquí). Fue recomendación de algunos amigos tuiteros y, aunque no me ha maravillado, reconozco que sí me ha gustado y la he disfrutado. Hablo de Correr, de Jean Echenoz.

'Correr'

‘Correr’

En los Juegos interaliados de Berlín, en 1946, al ver detrás del cartel de Checoslovaquia a un solo atleta desmañado, todo el mundo se ríe. Cuando ese atleta, que no se ha percatado de que lo convocan para participar en su prueba, atraviesa el estadio como un loco gritando y agitando los brazos, los periodistas sacan veloces sus libretas. Cuando cruza la meta en solitario, los ochenta mil espectadores estallan en un clamor. En pocos años y dos Olimpiadas, Emil Zátopek es invencible… hasta que estalla la Primavera de Praga, se alinea con Dubcek contra el estalinismo y cae en desgracia.

Correr es una especie de biografía novelada (Echenoz dice que no es biografía, sino una ficción basada en la historia) de Emil Zátopek, corredor checo que protagonizó una de las mayores gestas del atletismo de la historia. Se nos narra la ascensión, las grandes hazañas y la caída del gran héroe, del que reconozco que no sabía nada (me sonaba el nombre y poco más). Después de leer el libro, hasta me busqué algún documental sobre él, porque la historia es tan increíble, que me quedé con ganas de saber aún más. Ahora siento una total admiración por Emil Zátopek.

Cómo empieza a correr, las primeras competiciones, las primeras plusmarcas, la fama, las medallas, los problemas con el régimen de su país, las últimas carreras, las derrotas, el «olvido»… todo eso es lo que nos narra Correr con una prosa muy sencilla pero muy sólida, con los elementos justos para atrapar al lector en la trama. No había leído nada de Echenoz, pero repetiré. Y más sabiendo que Correr forma, junto con Ravel y Relámpagos (de la que he leído que es la mejor), una trilogía (algún día tendremos que hablar de las trilogías: ¿por qué se publica todo de tres en tres?).

Personalmente, el libro me ha recordado muchísimo a mi padre, a quien le habría encantado (me pasé todo el tiempo de la lectura pensando en él, porque lo habría disfrutado muchísimo). Desde luego, sí que os digo que, si sois deportistas (sobre todo si corréis), este libro os va a encandilar. Lectura más que recomendable.

¿Lo habéis leído? ¿Os llama la atención? Tenéis los comentarios a vuestra total disposición…

Paula Bonet: ‘Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END’

Hoy os voy a hablar de otra ma-ra-vi-lla: Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End, de Paula Bonet. Apuntad, que es una preciosidad (y leed el texto de la contra que os copio, que os podéis hacer una buena idea de lo que es este libro).

'Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END'

‘Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END’

Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End es un libro sobre finales que llegan repentinamente, sin avisar, que nos parten en dos mitades. También es un libro que habla de finales que se arrastran durante años y que nunca se acaban porque confunden orgullo con recuerdo.

Los primeros nos provocan un dolor repentino, desgarrador. Los segundos nos desgastan poco a poco, como si fuéramos precipicios que las olas golpean sin parar mientras cientos de gaviotas nos utilizan como letrina. Las algas se nos enredan en los pies y al morir se pudren pegadas a nosotros.

Y entonces cogemos trenes, reservamos habitaciones de hotel en pueblos olvidados, vivimos enganchados a pantallas esperando que alguien decida hablarnos para informarnos del siguiente movimiento, el que nos acercará conscientemente a un final que hace años que buscamos. Pero ese final no llega.

Y de repente un día nos despertamos y sentimos el vacío: en la pantalla aparece THE END y decidimos empezar otra historia. Una en la que nunca tengamos que fingir que no nos conocemos.

¿No os ha pasado nunca que le echáis un vistazo a un libro y, de repente, descubrís que tiene tanto que ver con vuestra vida que no os queda más remedio que leerlo y admirarlo y disfrutarlo? Pues eso me pasó a mí con Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End. Primero me cautivaron sus ilustraciones (¡qué buena es Paula Bonet!). Después, el texto de la contracubierta me llamó muchísimo la atención. Y cuando por fin lo tuve entre mis manos más tiempo y leí algunos de los fragmentos… ¡lo tenía que leer!

Y si, además, resulta que muchos capítulos llevan al principio citas de libros y canciones, y muchos de esos libros y canciones forman parte de mi universo personalísimo… ¿cómo no me iba a enamorar de este libro? Si aparecen Sagan (Buenos días, tristeza), Kundera o Perec, o canciones de Oasis, Death Cab for Cutie (¡¡amor!!) o Eels (¡Dios mío, Eels, cuánto tiempo y qué recuerdos!), por citar solo algunas cositas que, obviamente, no podía dejar pasar.

Pero es que, para echar más leña al fuego, resulta que leo los fragmentos y suscribiría algunos capítulos tal cual, prácticamente. Yo cambiaría la S. por una A., o la F. por… otra A. distinta, pero ¡es todo tan igual! No sabría con qué capítulos quedarme, la lista sería demasiado extensa. Por citar algunos: «Cómo cruzar un río» (tan parecido a las dos A. que cruzaron mi río hace unos años… que reconozco que lloré al leerlo), «Calle Sueca, número 42», «Observando ballenas en Húsavík», «Los acantilados de pájaros de Látrabjarg», «Mnemotecnia», partes de «El tucán» o «No te acabes nunca».

He copiado algún fragmento en el Tumblr y  os dejo también el enlace del librotráiler por si queréis curiosear (yo lo haría).

¿Sueno entusiasmada con el libro? ¡Es que lo estoy! Este va a ser de esos que relea y relea y relea… Una verdadera preciosidad (aunque, muy a mi pesar, ¡he encontrado más de una y más de dos faltas!); pero esto no cambia mi opinión: es un libro que merece muchísimo la pena. ¡Gracias por la recomendación, Stephen!

¿Conocéis el libro? ¿Queréis comentar cualquier cosa? Me encantaría saber vuestra opinión sobre el libro, si es que lo conocéis, o si os ha llamado la curiosidad. Tenéis los comentarios abiertos.



Copyright © 2009–2014. Todos los derechos reservados.

Canal RSS. This blog is proudly powered by Wordpress and uses Modern Clix, a theme by Rodrigo Galindez modified by Arturo Martín.