Escritoras, escritores y viceversa

Esta entrada surge de una de mis habituales conversaciones con los integrantes del equipo del blog Un libro al día. Me comentaron que les han echado en cara varias veces que reseñan más obras de hombres que de mujeres. Y eso desembocó en una charla sobre qué porcentaje de autores y de autoras leemos habitualmente.

Según parece (y redondeando las cifras), los hombres dedican un 80 % de su lectura a autores hombres. Sin embargo, las mujeres hacemos un fifty-fifty: la mitad de nuestras lecturas tienen autora (frente al mísero 20 % anterior).

Cuando me dieron esas cifras, yo corrí a mirar a quién leía yo. Porque algo tengo muy claro: cuando me acerco a un libro, lo hago independientemente del sexo de quien lo haya escrito. Mi conclusión: como la mayoría de mujeres, reparto mis lecturas equitativamente entre autores y autoras.

¿Y vosotros? ¿Leéis más libros escritos por hombres o por mujeres? ¿Ponéis cupos, restricciones…? ¿Os importa si una obra está escrita por un hombre o una mujer? Hoy sí que me gustaría que dejarais vuestra opinión en los comentarios. Os espero.

PS.: Por cierto, lo anterior vino porque me entrevistaron en ULAD. No dije nada en ningún sitio, no lo publicité, no di la muerga en su día… pero, si queréis leer la entrevista, la tenéis aquí, con reseña del último libro de David Foster Wallace publicado en castellano (por Malpaso) incluida.